GRIS MARENGO

Nueva entrada en plan Hugo para gritarle al mundo, y a los seis visitantes de este espacio tan elitista, que ya está bien, ¡que se me tiene ya hasta los dos pechos, coño!:

exijo que desde este preciso momento se me deje de hablar mal de terceras personas, especialmente si es extrapolando errores laborales a lo personal, y si se comenta con esa suma de rabia+desprecio incontenible.

Punto 1.- Si bien es cierto que pasamos mucho tiempo en nuestro puesto, no debemos olvidar que lo laboral en realidad es una pequeña parte de nuestra vida. Trabajamos para vivir, aunque parezca lo contrario, y errar a la hora de desarrollar una tarea en el trabajo no significa que el fallo, sus consecuencias y sus instigadores, se hagan eternos en nosotros el resto del horario que nos queda para ser personas. Me explico fatal y esto sí que es una constante. Lo que quiero decir es que la dependienta de la tienda de ropa X no es una lerda 18 horas al día, como el Opencor, porque no haya sido capaz de encontrar en nuestra talla la camiseta que queríamos comprar.

Punto 2.- Quienes esto comentan suelen hacerlo con una rabia y un desprecio hacia el otro, el fallador, que hace plantearte por un momento qué coño haces tomándote una cerveza con una persona que está podrida por dentro. Escuchas su historia (de nulo interés excepto para sí misma) una y otra vez, y en esa continua reproducción del agravio al que ha sido sometida va tiñendo el ambiente y la conversación de una negatividad tan intensa, peligrosa y pegajosa, que no te das cuenta de que se ha apoderado de ti hasta que ves en algún espejo que ha conseguido hacerte cambiar el gesto (arrugas de enfurruñamiento en modo on). Al final, si lo hay, porque suelen enlazar historias con la misma temática hasta el infinito, has oído tantas veces lo hijaputa que es la funcionaria del Ayuntamiento que se equivocó al entregar los impresos a nuestra interlocutora, que ya tienes ganas de que llegue el lunes solamente para entrar en el edificio y liarte a tiros con todo lo que se menee. ¡Y que se anden con ojo los que están ahora mismo en el bar!

Punto 3.- No olvidemos que todos la cagamos alguna vez, aunque no sea consuelo. Un error en temas importantes, aunque indeseado, puede acarrear gravísimas consecuencias que no se pueden obviar. Pero de ahí a acusar al camarero del bar de abajo de ser en realidad el destapador de la Caja de Pandora, un imbécil ladrón consagrado en todos los aspectos de su vida, merecedor de las peores torturas chinas imaginables e inimaginables, y todo ello por darnos las vueltas mal…

Podríamos debatir largo y tendido sobre la capacidad para ser feliz de este tipo de personas, la incidencia de esta actitud sobre su salud, etc. Sin embargo, más humildes somos, y antes de recoger los bártulos nos limitaremos a revisar nuestra agenda de teléfonos, no vaya a ser que haya que borrar algún número, por aquello de que todo se pega menos la hermosura.

Anuncios

~ por labea en 12 marzo, 2010.

6 comentarios to “GRIS MARENGO”

  1. Me sumo a su petición, Doña.
    Personas humanas con el mal rollo pegado al cuerpo y al espíritu, no. Gente alegre, si!!

  2. Me quedo con lo de “podrida por dentro”. Cómo nos sale de la boca el “hijoputa” a nada que nos encontramos con un fallador. Aunque en la Hora Chanante potenciasen su uso, creo que las gente no se han daod cuenta de que era una broma bastante soez y poco más… Si es que, cada vez hay más jóvenes-viejos que sólo se quejan de lo malos que son todos los demás.
    Apoyo la propuesta.

    Y ya fuera de tema, pero indirectamente relacionado, a mí marengo siempre me ha sonado a lo que nos suena “marengo” a todos los de Burgos: a casa de luces.

  3. Ja ja ja…. cierto totalmente Sr.K, “Marengo” recuerda en la mayoría de las mentes burgalesas a ciertos locales de dudosa reputación…

  4. … Pues yo, vivo con una persona así, bueno, vivia…

  5. Aumentarían las visitas a este espacio si más gente de Burgos expusiese aquí sus recuerdos del Marengo, siempre que hubieran cruzado su puerta (parece un mito del que hablan todos pero nadie ha estado realmente).Mientras se deciden a venir o no, me quedo con lo de “jóvenes-viejos”.

    Espero que atine mejor con su próxima elección, Lerma connection…

  6. Plas-plas-plas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: