NIÑO SOL

Me llaman “niño sol”, pero yo no lo entiendo. Dicen que soy como el astro rey, alrededor del cual giran los planetas del sistema solar. Dicen que ése es el orden que busco en mi vida, ser eternamente el centro de atención, pero eso son chorradas. Cada uno tiene su órbita y el que no, que se las apañe, pero ése ya no es mi problema. Lo que sí es cierto es que me encanta conocer gente, disfruto mucho con la novedad que me suponen las personas nuevas, pero me canso en seguida si no son interesantes para mí, si no les encuentro utilidad. Necesito mucha estimulación, muy intensa y dirigida hacia mí, como los niños. Sirva como prueba de mi gran sociabilidad mi móvil, del que me paso todo el día colgado como quien no sabe estar solo. Algunos me llaman pretendiendo contarme su vida, y eso me mosquea porque, vamos a ver, si me llamas y me dices “¿qué tal, tío?”, pues si preguntas por mí, tendrás que escucharme, ¿no?. Es más, debes hacerlo con la máxima atención porque te estoy hablando de mis cosas, de mis sentimientos, ¡y eso es importante!. Eso me da derecho a exigir una escucha silenciosa, durante horas, sin cortes ni matizaciones, y por supuesto, ¡nada de llevarme la contraria ni decirme lo que no quiero oír porque montaré en cólera y te hundiré con mis indirectas llenas de rabia de niñato!. ¡Ojo!, ¡no te confundas!, que yo no estoy pidiendo ayuda cuando te llamo, sólo quiero que me escuches y me des la razón en todo. Si me das algún consejo, pues sí, lo oiré, pero no esperes nada más porque da igual lo que me digas, no lo haré si me supone un esfuerzo o requiere cambiar mi forma de hacer habitual, independientemente de las consecuencias graves que pueda tener eso en el futuro de terceros (primero yo, luego yo, y luego el resto). Porque una cosa sí te voy a decir, el que no hace las cosas como yo las hago vive en el error. Y eso es así, y punto. Yo veo la vida de los demás y les digo lo que hacen mal y lo que tienen que cambiar, con un extraño sentido de la sinceridad que nadie me ha pedido, y de la autoridad que no tengo, pero es como si yo tuviera ese derecho porque sí, como el príncipe que antes de nacer sabe que le espera su trono. Eso sí, cuando alguien me dice algo a mí…  ¡uff!. Porque yo siempre intento hacer las cosas bien y eso me blinda frente a la crítica. Yo voy a casa de los demás y no hago nada porque entiendo que soy el invitado y del sofá no he de pasar (estaría bueno…), pero si vienes a mi casa, qué menos que fregar o cocinar tú, por ejemplo. Y es que siempre es lo mismo. Mira, la gente no tenéis ni puta idea de hacer las cosas, no entendéis, hacéis las cosas mal y encima tratáis de comerme la cabeza a mí, cuando yo ya tengo bastante con lo mío, a base de estúpidos ataques. Que vale, que sí, que a veces hago las cosas no todo lo bien que podría… pero yo no tengo la culpa. Tuve una infancia difícil, y ahora mi situación es muy jodida, ¡mucho más jodida que la de cualquiera de vosotros!, ¡mis problemas sí que son graves y no los de los demás, que además, no van conmigo!. No me ataques, ¡yo soy una víctima! (autoproclamada). Yo nunca la cago, a mí las cosas me pasan, me suceden. Yo voy tranquilamente a los sitios y me encuentro las movidas, pero yo no las provoco. La culpa siempre es de los demás, son ellos los que la joden. Yo no puedo soportar mi responsabilidad, no puedo ser consecuente, mi autoestima no puede sobrellevar el error y el cambio, ¡y el mundo conspira contra mí!. Pero bueno, en el fondo me da igual porque tu opinión no vale lo mismo que la mía, así que…. Nunca me vas a convencer con tus supuestos argumentos porque nunca vas a aproximarte siquiera a la verdad. Yo no quiero llegar a una conclusión conciliadora para todas las partes en la discusión, quiero que se haga lo que yo diga, que es lo correcto, y que me des la razón, porque la tengo. Además… ¡yo no estaba hablando contigo!.

Nota para todos los niños sol del mundo: os prometo que tras vuestra muerte, el mundo seguirá siendo feliz/infeliz mientras sigue dando vueltas.

Lo siento.

Anuncios

~ por labea en 6 octubre, 2008.

9 comentarios to “NIÑO SOL”

  1. ¿Egocentrismo?

  2. Yo no soy asi… por que me dices eso, por que….?

  3. Qué tiempos aquellos en los que era el sol el que giraba alrededor de la tierra… Esas hogueras en la plaza de pueblo con olor a churrasco… mmhh

    Genial y muy acertada disertación sobre los entes con los que nos toca convivir (¿o se decía malvivir?)

    Aporto la banda sonora: Mamá Ladilla “Obcequeitor” – Requesound 1999

  4. ¡Eh, que bueno!

    Casi no pillo la gracieta y me leo el post entero, buf, con lo ladrillaco y tedioso que parece, ahí todo texto apretujao…

    Menos mal que entorné un poco los ojos y vi lo del dibujo escondido en el texto.

    Repito: ¡sublime!

    (ja, ja, que tonotacas los que SI que SE HAN LEIDO el texto, ja, ja…)

  5. Señor 181, lea atentamente el comentario del señor don Manzacosas y dígame, ¿qué le hace pensar que le estoy diciendo algo a usted?.

    No se preocupe, señor Nonsense, la próxima vez le pondré dibujitos, culos y tetas para que se le haga más digerible tanta letra. Aquí ya sabe, siempre a gusto del lector. ^^

    ¡Me encanta la banda sonora, aunque haga innecesario el texto!

    … a la mierda todos los que no son yo…

    ¡juas!

  6. Oye, ¿de qué coño vais? me he pasado 30 minutos buscando el dibujito oculto en los espacios del texto y no he encontrado nada! y mucho menos algo remotamente similar a miembros fálicos, culoch o tetatch. Ya os vale! jugar así con los sentimientos de la gente.

  7. ¿Se ha quedao bizco buscando la pezonaga?

    Qué pena, gafapasta y bizco en la vida…

    Ains…

  8. ¿no hablarás de mi?
    😛

  9. XD

    ¡A la cola, doña Bipo!, ¡que está antes don 181!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: