CUMPLEAÑOS TOTAL

Este año no se han presentado los cíclicos pensamientos sobre lo chungo que es cumplir un año más y tener casi la misma vida que hace diez. Bueno, más bien en esta ocasión hemos hecho un ejercicio de evitación con ellos, porque estar… han estado. Es más, por algo escribo esto.

Qué bajón cumplir años, por dios… ¡si ya tengo suficientes!, ¡que no quiero más!. Todos los años lo mismo… Pero esta vez es la definitiva, me planto. ¡Paso de cumplir más!. ¡¡A tomar pol… !!

Ains… ¡y qué gilipollez más grande aferrarse a edades más juveniles!. ¿Pero no se había desmentido ya aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor?. Que no, que por mucho que nos empeñemos, eso de volver a tener 18 años pero con lo que uno sabe ahora ¡NO VALE! (y con lo que se sabía entonces, tampoco es viable, así que…).

¿Y no podrían dar un sobrecito de madurez, sabiduría o experiencias vitales correspondientes en cada cumpleaños?. Un kit tipo cotillón de Nochevieja con el que estar preparado para lo que se le avecina a uno en función de la edad/circunstancias, y para lo que se espera de él… Más que nada, porque las cifras van cambiando y no tiene por qué ser al mismo ritmo que lo intangible de nosotros.

En fin, aquí me quedo, dando vueltas a las gloriosas conversaciones de hoy, recogidas en un trabajo de campo experimental que espero no tener que volver a repetir:

 

– ¿Es tu cumpleaños?, ¡pues zorionak!. ¿Y cuántos caen?

– Pues… ehm…

– ¡Uy!, ¡pero si eres una cría!

– (Claro, claro… ¿sorprendido?, porque parezco una viejuna, ¿verdad?. Una cría… claro, si mi madre a mi edad sólo tenía una hija y media, y ya era “mayor”… y el hecho de que la mitad de mis amigas estén casadas y embarazadas, y que todos los años me lleguen sus invitaciones de boda es circunstancial, a todas luces. Claro claro…)

– ¡Es verdad!, ¡no me acordaba!. ¿Y cuántos cumples?

– Pues…ehm…

– ¡Ya volvería yo a tener esos años!. A tu edad tuve yo a mi primer hijo… ¡el mejor año de mi vida!.

– (Perdona, ¿te importaria contármelo otro día?)

– Uy, pues yo a tu edad liaba unas… Para entonces ya había recorrido media Europa y me decidí a saltar el charco. Estuve unos años en Centroamérica, trabajando en bla, bla, bla… Bueno no, igual fue con unos años menos…

– (Y luego seré yo la que hace comparaciones…)

– Me han chivado que es tu cumple… ¿cuántos años?.

– Pues… ehm…

– Ah… creí que… (cara de quien considera que tu comportamiento pueril no puede corresponderse con una cifra tan alta).

– ( … )

 

PD: era obvio…

 

Anuncios

~ por labea en 27 marzo, 2008.

6 comentarios to “CUMPLEAÑOS TOTAL”

  1. otra casuistica… del mundo de yupi

    – Vaya! me han dicho que cumples años!! cuantos te caen? ya que nunca te he regalado nada te voy a dar un billete de 50 euros por cada año

    – buff aun recuerdo el nacimiento de sara montiel… era un dia lluvioso bla bla bla…

    ¡¡FELICIDADES SEÑORITA BEA!!

  2. Hola. Diálogos curiosos, pero te resistes a confesar tu edad, lo que te convierte en una viejecilla cariñosa. Qué cosas. Un saludo

  3. ¿La has llamado viejecilla? Me cago en dios!!!

    Estos teens prepúbicos se nos suben a las barbas!

    xD

    Buena idea Bea lo de no cumplir años, yo lo llevo practicando desde hace… ehm… unos cuantos.

    Me niego a clasificarme según un baremo social, por mucho origen planetario que tenga, así que tampoco felicito años, por lo tanto… buenas noches… y buena suerte!

    xD

  4. Bueno, a mí no me han llovido billetes de 50 (buen pellizco me hubiera sacao) pero me han llamao “viejecilla cariñosa” que viene siendo algo que espero poder superar con un buen psicoanalista (mira que me han llamao cosas, pero ésta… ¡nunca!).
    Gracias a todos, excepto a don Ulthar, que no tiene perdón de dios.

    😀

  5. Ah, pues felicidades, tu, qué calladito te lo tenías… y no te invitas a nada? (agarrada, esta vasquita) Además, yo corroboro que eso de no confesar la edad está pero que muy requete mal; si, total, es sólo una cifra, no va a cambiar la opinión que la gente se haya hecho de ti, ni nada.

    ¿Te he felicitado ya? ¿No? Lo haré, espero, si no se me olvida, o algo…

  6. ¿calladito?, ¿invitarle?
    ¡¡no salgo de mi asombro!!

    En fin, menos mal que no me ha llamado vieja usted también…
    ah no, que igual no puede…

    ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: