BJÖRK (autohecatombe)

Suena tu móvil. Lo buscas en los abismos del bolso y abres el mensaje: “hazme un hueco en tu agenda. Tengo 2 entradas para Björk el viernes. Totalmente free!!.” Vuelves a leerlo, porque parece que no te has enterado bien, o puede que realmente te estén poniendo en bandeja un concierto de proyección internacional ahorrándote los 48€ de la entrada. Ante tamaña oferta, tú:

a) vas al concierto, aunque la tipa te da repelús.

b) vas al concierto, camuflada, esperando que entre todos los “autocools” no haya nadie conocido que pueda dar fe de que tú también estuviste allí.

c) vas al concierto, y te pillas un ciego de tal magnitud que no ves ni a Björk ni el propio escenario.

La opción c, contra todo pronóstico, NO es la válida.

Me encanta vivir en una ciudad casi grande, en la que alguien (o alguienes) se dedica(n) a dinamizar la vida cultural, y no sólo con propuestas locales o comunes a otras urbes. Tener la oportunidad de ver en directo artistas que tienen “el culo pelao”, y volver a casa a pie… eso no tiene precio.

En definitiva, muy buen concierto. Buen sonido, alternancia entre nuevas canciones y viejos éxitos, espectáculo de luces, tinky-winkys desmelenados como sección de viento-metal…. A mí me convenció, fui sin fe por ver el espectáculo pero, lo prometo, no volveré a meterme con Björk.

Venus as a boy, It’s oh so quiet, Army of me, Violently happy

Anuncios

~ por labea en 14 julio, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: